Un enfoque novedoso para apoyar a las empresas

Un enfoque novedoso para apoyar a las empresas

Autor: Arti Grover– Diciembre 9, 2020

Las empresas de los países en desarrollo enfrentan múltiples restricciones para acceder a los mercados de insumos y productos, sin embargo, la mayoría de los programas de apoyo a las empresas intervienen para abordar una restricción a la vez: ya sea mejorando las capacidades de la empresa, el acceso a la financiación y , raramente, a los mercados . Los programas de mejora de empresas que se ofrecen comúnmente son la formación en habilidades empresariales, la consultoría de gestión, etc. Los programas para apoyar el acceso al financiamiento incluyen donaciones en efectivo o en especie, préstamos en condiciones favorables o en condiciones favorables, mientras que los esfuerzos encaminados a mejorar el acceso a los mercados incluyen vales para compradores, desarrollo de proveedores o programas de promoción de exportaciones. Los programas de apoyo a las empresas pueden ayudar a abordar las fallas del mercado; sin embargo, el diseño del programa debe reflejar los problemas subyacentes y una vía clara para resolverlos.

 

¿Qué lecciones aprendemos de los programas de apoyo empresarial?

Para informar el diseño del proyecto de inclusión financiera y escalamiento del espíritu empresarial en Malawi, revisé la evidencia sobre las intervenciones de apoyo firme implementadas en África subsahariana. Las lecciones derivadas de la evidencia experimental disponible se documentan en un nuevo documento de trabajo. Aunque el acceso a los programas de financiación tiene efectos positivos sobre la inversión de capital y el empleo, su impacto sobre la productividad y la rentabilidad no es significativo (Kersten et al., 2017). El tamaño y el modo de financiación son importantes. Grandes subvenciones en el marco de una competencia de planes de negocios en YouWin! tuvieron efectos positivos en la supervivencia, las ventas, las ganancias y la innovación de las empresas (McKenzie, 2017), mientras que las donaciones en especie tuvieron efectos más importantes y significativos en las ganancias de las microempresas en Ghana que las donaciones en efectivo (Fafchamps et al., 2014). Los préstamos tuvieron efectos débiles sobre el desempeño de las empresas en varios países (Banerjee et al., 2015).

 

El acceso a la financiación no es suficiente para que las empresas tengan éxito porque muchas de ellas a menudo carecen de los conocimientos necesarios para combinar las finanzas con los insumos de manera eficiente. Con este fin, las capacidades de la empresa complementan un mejor acceso a la financiación. Aunque los programas de formación empresarial tienen éxito en muchos contextos (McKenzie 2020), las empresas de los países en desarrollo rara vez invierten en modernización por varias razones. Esto puede estar relacionado con la asimetría de información sobre el contenido y la calidad de las capacitaciones, pero también porque el impacto de la capacitación puede ser heterogéneo, según el contenido y la modalidad de la capacitación y el grupo objetivo (McKenzie y Woodruff, 2014; McKenzie, 2020) . Aquí hay dos lecciones generales:

 

El contenido es fundamental. Pueden beneficiarse tanto las empresas con experiencia como las menos expuestas. Por ejemplo, en Sudáfrica, los efectos de la capacitación en marketing fueron mayores para las empresas con menos exposición (Anderson et al., 2018). Las empresas dirigidas por mujeres también pueden mejorar los resultados, como se evidencia en la capacitación en habilidades de iniciativa personal en Togo (Campos et al., 2017).

El modo importa. Las visitas in situ y la tutoría pueden tener más éxito que las clases formales, especialmente para las microempresas (por ejemplo, en Kenia, Brooks et al., 2018).

¿Cuáles son las lagunas en la evidencia?

Uno, existen enormes lagunas de conocimiento en la evidencia experimental sobre el éxito de los instrumentos que apoyan a las empresas. Si bien las subvenciones se utilizan con mayor frecuencia (Kersten et al., 2017), otros instrumentos, como el financiamiento de capital en etapa inicial, las incubadoras y las aceleradoras, siguen sin ser probados debido a la falta de un buen marco de resultados o sistemas de monitoreo y evaluación, etc. Grover, Medvedev y Olafsen, 2019). Tales brechas de diseño e implementación no presagian nada bueno para el éxito y la escalabilidad de los esfuerzos públicos para respaldar el crecimiento firme. Dos, dado que las intervenciones de apoyo firme son costosas, los responsables de la formulación de políticas esperan que dichos programas se diseñen de manera más eficaz para perseguir sus objetivos. Sin embargo, la evidencia proporciona poca orientación sobre los criterios para la selección y el cribado de empresas porque los instrumentos que se prueban revelan poca información sobre el impacto heterogéneo por características de la empresa, como la edad, el tamaño, el sector y la ubicación de las empresas. Tres, Dado que ya existe un gran sesgo de publicación en el sentido de que solo se publican los resultados «interesantes» de los experimentos que se implementan, las lecciones de la implementación generalmente se pierden (ver Campos et al., 2012 para una excepción). Por último, dado que varios factores limitan simultáneamente el crecimiento de la empresa, las intervenciones que abordan múltiples limitaciones pueden ser más efectivas, pero la evidencia sigue siendo escasa debido a la complejidad en la implementación y las evaluaciones de impacto.

 

¿Cómo pueden los formuladores de políticas abordar las múltiples limitaciones que enfrentan las empresas? Un enfoque novedoso

Una intervención en Tanzania que resolvió simultáneamente las limitaciones de habilidades (capacitación empresarial) y financieras (subvenciones) para microempresas tuvo éxito en mejorar las ventas y las ganancias en relación con un programa que solo abordó una limitación (Berge et al., 2015). Esta evidencia ofrece la esperanza de que abordar múltiples limitaciones al crecimiento de las empresas puede ser más eficaz. Con este objetivo, el Escalado de Inclusión Financiera y EmprendimientoEl proyecto del Banco Mundial adopta un enfoque de «graduación» o «canalización» de tres etapas para construir secuencialmente las capacidades de la empresa y mejorar el acceso al mercado y las finanzas. La primera etapa tiene como objetivo cambiar la mentalidad, ofreciendo una formación de iniciativa personal basada en la psicología. Las empresas que se gradúan de esta etapa pasan a la segunda etapa, que desarrolla las capacidades técnicas de las empresas para acceder a los mercados financieros o de productos. Finalmente, las empresas que completen con éxito esta etapa pasan a la tercera etapa, que establecerá vínculos con sus potenciales clientes, además de ofrecerles asistencia financiera. Si bien se aprueba el diseño del programa y se está adoptando el enfoque firme de “canalización” en otros países y contextos, solo una evaluación de impacto rigurosa puede decirnos si esto será exitoso y escalable.

Publicado en Impacto del Covid-19.