Claves para la recuperación del tejido productivo en tiempos de pandemia

Claves para la recuperación del tejido productivo en tiempos de pandemia

Autor: Pol, Marina; Ruiz ,Marta -Junio 30, 2020

Al haberse implementado medidas para contener la propagación del COVID-19 y aliviar la crisis de salud pública, surge la natural preocupación de mantener el bienestar de la sociedad y de .disminuir los costos económicos asociados a la pandemia.

En esto hay dos desafíos: en el corto plazo, lograr que la población cuente con los recursos financieros suficientes para cumplir con las medidas de contención y de reapertura gradual. En el largo plazo, que una vez pasada la emergencia exista la manera de reponer estos recursos invertidos por la sociedad y volver a generar crecimiento. Para esto se debe asegurar la supervivencia del tejido productivo, es decir la capacidad de creación de valor a través de las empresas y las fuentes de trabajo.

Para ello, es necesario que se mitigue el riesgo de destrucción del capital tanto físico como humano, puesto que crearlo requiere una importante cantidad de tiempo y recursos. En concreto, ha sido necesario que los trabajadores obtengan una educación técnica formal, por una parte, y por otra adquieran el conocimiento de la tecnología y los procesos que realizan de forma diferenciada en cada empresa.

Los empresarios han desarrollado relaciones de negocio con clientes y proveedores a través del tiempo, además de los recursos económicos que se invirtieron. Mantener todos estos permitirá que una vez que pase la emergencia, la recuperación sea más eficiente, rápida, y se alcance el nivel previo de producción y empleo.

Esto es particularmente cierto en los países emergentes donde el capital disponible resulta menor, como es el caso del istmo centroamericano y República Dominicana. Por otra parte, el segmento Pequeñas y Medianas Empresas (PYME) es particularmente relevante al generar en promedio el 70% del empleo en la región y contar con recursos financieros muy limitados en una emergencia. Estas empresas afrontan una escasez de la liquidez como resultado de la caída en sus ingresos por ventas, incapacitándolas para cumplir sus compromisos con los proveedores, los impuestos al Estado, el salario a los trabajadores, y los préstamos a las instituciones financieras. Estas últimas, anticipando esta posibilidad, podrían restringir el refinanciamiento y la oferta de crédito. Todo esto puede resultar en la insolvencia de las PYME y la pérdida permanente del empleo.

Publicado en Impacto del Covid-19.