En Argentina, la cantidad de fintech ya triplica a los bancos tradicionales: por qué son boom pese a la crisis

En Argentina, la cantidad de fintech ya triplica a los bancos tradicionales: por qué son boom pese a la crisis

Por Marysol Antón, iProUP | Mayo 26, 2021

Si algo trajo la pandemia es la digitalización de los sistemas financieros. Esto acarreó diferentes repercusiones: por un lado, el crecimiento de las fintech, desde las billeteras virtuales hasta los exchanges de criptomonedas; por otro, la banca tradicional estuvo obligada a evolucionar hacia los productos online.

¿Quién ganará esta competencia? Por ahora parece que los servicios financieros 4.0 se expanden a mayor velocidad y con más innovación. Sin embargo, las entidades bancarias empiezan a aprender los nuevos códigos. Al tener en cuenta las cifras, hay dos datos para tener en cuenta:

  • Existen 238 fintech, es decir, casi triplican las 79 entidades (entre bancos y financieras) con licencia del Banco Central
  • En cantidad de usuarios, las instituciones 4.0 poseen 8 millones de cuentas, contra las 71 millones de cajas de ahorro del sistema tradicional

Este último dato sugiere que todavía las financieras digitales tienen mucho espacio para crecer. Más teniendo en cuenta que, de ese total de cuentas, 7 millones están en manos de dos jugadores: Mercado Libre y Ualá.

 

Evolución

«El desarrollo creciente de las fintech obedece a varios motivos: nuestro país es un mercado en el que hay muchas oportunidades para la innovación tecnológica y hay talento para llevarlo adelante», señala a iProUP Jorge Larravide, gerente de Marketing y Negocios de Credencial Processing.

Larravide agrega que «la regulación en materia fintech es muy incipiente, lo que permite generar muchas opciones para ampliar la oferta. Donde la normativa existe de un modo más formal y estricto se produce un efecto de disminución de cantidad de firmas en la medida que se especializan más para cumplir con lo requerido».

 

«En primer lugar, si bien la Argentina ha logrado reducir los porcentajes de gente no bancarizada, aún tenemos niveles de adopción de los servicios bancarios relativamente bajos. Se estima que hoy el 80% de las personas posee una cuenta bancaria, sin embargo, solo el 50% la utiliza«, remarca.

Ahí está la gran posibilidad de éxito de las fintech, ya que empiezan a ocupar un espacio que estaba deshabitado. Por ejemplo, en el acceso al crédito a tasas más flexibles que los bancos y con muchos menos requisitos. Asimismo, lograron ocupar el lugar de pagos móviles mucho antes que las instituciones tradicionales.

¿Existe una férrea competencia entre ambos sectores o hay lugar para una confluencia? «Los bancos vienen transitando una transformación digital y muchos de ellos han logrado lanzar productos al mercado de muy buen nivel», indica a iProUP Sebastián Bottcher, CEO de Nubi.

Y añade que «las fintech en su ADN impulsan y colaboran con los cambios a través de la tecnología. Creemos que de alguna manera no fue solo el contexto, sino que fueron las que aceleraron el proceso de los bancos».

Por su parte, Eric Rosenthal, VP para las América de Rapyd, especializada en servicios de pagos, sostiene que estas nuevas financieras digitales «son grandes aliadas para acelerar el proceso de transformación de instituciones tradicionales con procesos más lentos y que no son nativas digitales. Incluso, cumplen un rol importante en el desarrollo de plataformas de ecommerce de otro tipo de empresas como las de retail, moda y servicios«.

Unidos contra el efectivo

La competencia incentiva la innovación y mejora las propuestas . Así lo entienden en Mercado Pago, por eso han puesto su acento en aportar a la digitalización para luchar contra un solo elemento.

«Todos los jugadores tenemos un enemigo común que es el efectivo, que excluye, es costoso, inseguro y brinda menos oportunidades a los usuarios», detalla a iProUP Francisco Bouzas, gerente Senior de Billetera Digital de la fintech de Mercado Libre.

 

 

En Argentina, ocho de cada 10 operaciones se hacen en efectivo y existe una gran desigualdad en el acceso a servicios financieros de calidad, por lo que creemos que la oportunidad es enorme, generando espacio para que todos crezcan», completa el directivo.

Además, Bouzas remarca que la firma está «enfocada en digitalizar esas transacciones en cash en lugar de seguir brindando servicios a esa punta del iceberg que son los usuarios súper-bancarizados».

El ejecutivo señala que forman «parte de una industria en la que se está innovando constantemente porque el cliente es innovador«.

«En Santander creemos que la UX (experiencia de usuario) es clave para la construcción de productos y experiencias que deleiten al cliente. La diferencia entre una app o un producto exitoso y uno que fracasa puede ser simplemente el diseño y la facilidad de su uso», completa.

Y subraya que «los bancos no estamos perdiendo terreno, al contrario, venimos trabajando en la inclusión financiera. Un claro ejemplo es lo ocurrido al principio de la pandemia, cuando fuimos parte de la solución a los problemas que se habían generado con el aislamiento sanitario y preventivo».

La compañía ya posee 1,5 millones de usuarios y se define como «un ecosistema donde cada integrante se nutre de las buenas prácticas de quienes lo conforman, y a su vez busca mejorar la usabilidad de la infraestructura ya montada de las entidades bancarias».

En este sentido, Leo Elduayen, COO y cofundador de Koibanx, sostiene a iProUP que «la ventaja de evaluar colaboraciones entre fintechs y bancos es la clara flexibilidad, rápidos tiempos de entrega y la posibilidad de confiar en expertos en tecnología«.

«El objetivo de los bancos es brindar herramientas financieras y seguridad a sus clientes; mientras que el objetivo de las fintechs es innovar tecnológicamente y crear esas soluciones para ser implementadas en donde pueden tener mayor impacto para los usuarios: las instituciones financieras tradicionales», complementa.

De acá para allá

Para entender la dimensión de la digitalización de los servicios financieros, basta con analizar algunos de los números que dejó 2020 tan solo entre quienes usaron Mercado Pago:

  • El envío de dinero entre personas registró un incremento de usuarios de 300% gracias al nuevo Centro de Amigos de la app.
  • El promedio de transferencia por persona fue de $1.730
  • Más de 2,5 millones de personas ya están haciendo rendir su saldo digital en su fondo común, manteniendo su libre disponibilidad en todo momento
  • Más de 1,3 millones de comercios cobraron alguna vez con QR
  • Los usuarios realizaron un 217% más de pagos con QR que en 2019.

«En el caso de Ualá, con más de 2,7 millones de tarjetas emitidas en Argentina, vemos que muchos se descargan la app por alguna funcionalidad específica, por ejemplo, tener una tarjeta y una cuenta, pero después ven lo sencillo que es manejar su dinero desde ahí y se animan a probar otros servicios, como la posibilidad de invertir en un Fondo Común de Inversión o pagar servicios con solo escanear el código de barras de la factura», explica a iProUP Julieta Biagioni, Manager de Comunicación Corporativa de la fintech.

«Todos los días aparecen desarrollos tecnológicos muy interesantes, algunos tendrán éxito y otros no. Lo que sí es claro es que la adopción y el interés de los argentinos es cada vez mayor», señala.

Por su parte, Alejo Blasco, uno de los cofundadores de Lemon Cash, asegura que «el mercado argentino está en un excelente momento en cuanto a fintech y cripto«.

«Hay una necesidad concreta de la sociedad de optar por nuevas formas de manejar su dinero. Muchos consideran que el sistema financiero tradicional está desgastado y buscan nuevas alternativas», concluye el ejecutivo.

Fuente: https://www.iproup.com/finanzas/22433-fintech-cuantas-hay-en-la-argentina-y-por-que-crecen

Publicado en Impacto del Covid-19.