Finanzas Sostenibles: los bonos azules como una oportunidad para proteger los océanos

Finanzas Sostenibles: los bonos azules como una oportunidad para proteger los océanos.

Autor: Pacto mundial | Julio 13, 2022

Los océanos actúan como reguladores del clima al absorber el calor atmosférico y más de una cuarta parte del CO2 que produce el ser humano. Asimismo, generan aproximadamente la mitad del oxígeno que respiramos. Sin embargo, los efectos del cambio climático y la acción humana están impactando gravemente en su biodiversidad. Por este motivo, es importante encontrar herramientas que nos ayuden a solucionar estos problemas, y desde el ámbito financiero han surgido los bonos azules, cuyo propósito es precisamente ayudar a proteger los océanos.

Los bonos azules son emisiones de deuda destinadas a financiar proyectos relacionados con la conservación y protección de los ecosistemas marinos. Pueden ser emitidos por empresas, instituciones financieras o gobiernos que quieran destinar los fondos a proyectos relacionados con los mares y océanos. Por tanto, este tipo de bonos ofrecen una excelente oportunidad para que el capital privado se movilice para respaldar a la economía azul.

Actualmente, la mayor parte del mundo financiero conoce los bonos verdes, pero no el funcionamiento y la capacidad de impacto de los bonos azules. Sin embargo, los expertos auguran un crecimiento de estos bonos similar al que han experimentado los bonos verdes en sus primeros años. España ha logrado situarse como séptimo país emisor de bonos verdes a nivel global y cuarto emisor a nivel europeo. Tanto el sector público como el privado están haciendo grandes esfuerzos por aumentar su transparencia en torno a la emisión de estos bonos. Con esta finalidad, a finales de 2020 se publicó la guía práctica para emitir un bono azul desarrollada por el Pacto Mundial de las Naciones Unidas donde se describen las mejores prácticas para aquellos interesados en emitir un bono azul que promueva un océano saludable y productivo. Esta guía persigue acelerar la emisión de bonos azules en el sector financiero y establece los pasos principales para garantizar la confianza en la emisión de este tipo de bonos.

Las primeras emisiones de bonos azules

El Banco Mundial se ha implicado en las primeras emisiones de bonos azules, como ya hizo en su día con los bonos verdes. Hasta el momento se han llevado a cabo 12 emisiones de bonos azules por valor de 2.856 millones de dólares en los últimos dos añosLos pioneros fueron las Islas Seychelles con una emisión de 15 millones de dólares que contó con el apoyo del Banco Mundial. Esta emisión de deuda pública está destinada a preservar las aguas del Océano Índico que rodean sus más de 100 islas.

Un paso más allá lo ha dado Belice, que firmó en septiembre de 2021 un canje de deuda por medidas de protección ambiental, gracias a la cual la deuda externa del país se redujo en nada menos que el 10% del producto interior bruto (PIB). Este ejemplo puede servir de modelo para futuras reestructuraciones de deuda pública a favor del medioambiente en países menos desarrollados con problemas climáticos y medioambientales, como Maldivas, Costa Rica y Sri Lanka. En este sentido, el Gobierno de Ecuador ultima el lanzamiento de una emisión azul superior a los 370 millones de dólares, con el objetivo de reducir su deuda externa. Además, el presidente del país sudamericano, Guillermo Lasso, anunció la ampliación de la reserva marina de Galápagos en la última cumbre del clima en Glasgow (COP26).

Un instrumento financiero para salvar el planeta

Los expertos auguran un fuerte crecimiento mundial de los bonos azules, debido a la urgente necesidad de conservar los océanos, dado que sólo el 3,4% están protegidos. La OCDE estima que la economía azul representa el 2,5% del PIB mundial y que duplicará su tamaño de aquí a 2030 hasta alcanzar los 3 billones de dólares y según señala la ONU en su informe sobre los ODS, los océanos constituyen el ecosistema más grande del planeta, cubriendo más de dos tercios de la superficie de la tierra y son fundamentales para proporcionar alimentos y medios de vida a miles de millones de personas. En Europa, este mercado recibirá un gran impulso con los nuevos criterios de taxonomía sobre actividades económicas que puedan contribuir al uso sostenible del agua y los recursos marinos.

En la última jornada sobre finanzas sostenible “Hacia un plan de finanzas sostenibles: la inversión sostenible y responsable, clave para las empresas” organizada por el Pacto Mundial de Naciones Unidas España y Spainsif, Ana Ribero, directora de Inversión Sostenible en Santander Wealth Management and Insurance, afirmó que una de las cosas en las que han puesto especial empeño es en el desarrollo de la economía azul, afirmando que en España aún no existen bonos azules, pero que el país esta preparado, ya que  todo el mundo está deseando que se profundice en ese mercado, que se haga más capilar.

Durante la Conferencia sobre los Océanos de Naciones Unidas, celebrada en Lisboa, la FAO publicó el 29 de junio el informe sobre “El Estado Mundial de la Pesca y la Acuicultura”, más conocido como SOFIA. En este informe se recoge la importancia de mejorar las infraestructuras, apoyar las innovaciones tecnológicas y los mecanismos de inversión azul, en concreto los bonos azules. Como ha repetido constantemente durante la Conferencia el secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres; la vida depende de los océanos. Salvando los océanos, estamos protegiendo nuestro futuro. Y el sistema financiero a través de los bonos azules tiene una oportunidad única para contribuir al logro de este importante reto.

Fuente: https://www.pactomundial.org/noticia/finanzas-sostenibles-los-bonos-azules-como-una-oportunidad-para-proteger-los-oceanos/
Publicado en Impacto del Covid-19.