Crece deuda interna porque la deuda externa está más cara

Crece deuda interna porque la deuda externa está más cara.

Autor: Primicias | Noviembre 10, 2022

El Gobierno de Ecuador emitirá USD 3.844 millones en deuda interna el próximo año, es más barato que pedir prestado en el exterior, pero los plazos son más cortos. El Gobierno planea emitir un 56% más de deuda pública interna en 2023 porque endeudarse en el exterior se ha vuelto muy caro, puesto que el riesgo país de Ecuador y las tasas de interés en Estados Unidos se han incrementado. Lo anterior significa que el Estado emitirá nueva deuda por USD 3.844 millones para financiar el Presupuesto de 2023. Las colocaciones de bonos del Estado representarán el 51% de los USD 7.577 millones de financiamiento, previsto en la Proforma de 2023.

Tasas del 15% anual

Si Ecuador fuera a emitir bonos de la deuda externa ahora, tendría que pagar tasas de interés del 15% anual, porque tiene un riesgo país que superó la barrera de los 1.300 puntos para ubicarse en 1.396 puntos el 8 de noviembre. En contraste, por los bonos de la deuda interna, el Estado paga una tasa de interés promedio de 6,4% anual. De ahí que el Gobierno postergará hasta finales de 2023 la emisión de USD 600 millones en bonos de deuda externa, a la espera de que las condiciones mejoren.

Sin el FMI

Otra razón por la que el Estado necesitará emitir más deuda interna es que Ecuador ya no contará con financiamiento del Fondo Monetario Internacional en 2023. El ministro de Finanzas, Pablo Arosemena, dice que el Gobierno buscará un nuevo acuerdo con el FMI en el primer trimestre de 2023. Pero el proceso tomará tiempo. El éxito de esa gestión depende de que el actual programa, que está vigente desde 2020, culmine con el cumplimiento de las metas pendientes por parte de Ecuador. Los pendientes incluyen la presentación de auditorías a los estados financieros de la petrolera estatal Petroecuador. Algo que no se ha visto desde hace décadas.

Plazos apretados

El Ministerio de Finanzas reconoce que el crecimiento de la deuda interna genera más presión de pago en el corto plazo. Según Finanzas, unos USD 14.198 millones de la deuda interna vencerán entre 2022 y 2026.

Deuda por vencer en corto plazo

La mayor parte de la deuda interna corresponde a bonos del Estado, que se negocian directamente entre entidades estatales, explica Gonzalo Cucalón, gerente de la Casa de Valores Banrío. Otra parte de las emisiones se coloca en las bolsas de valores de Quito y Guayaquil, con plazos de entre tres y 10 años. Lo que causa más presión en el corto plazo son los Certificados de Tesorería (Cetes), que son papeles con vencimientos a menos de un año, añade Cucalón. El Ministerio de Finanzas emite Cetes para cubrir necesidades de liquidez inmediatas. La estrategia Con más bonos del Estado habrá más competencia para captar liquidez en el mercado de valores, dice Ulises Alvear, presidente de la casa de valores Metrovalores. «Los emisores (el Estado, las empresas, ndr) tendrán que ofrecer tasas de interés más altas, para que los inversores compren sus papeles», explica Alvear. Eso significa que el costo del financiamiento a través de bonos del Estado en el mercado de valores podría elevarse en 2023. En este escenario, el Ministerio de Finanzas está desarrollando un sistema para que los papeles del Estado se subasten directamente. Sería a través de una plataforma electrónica, sin pasar por el mercado de valores.

Menos Cetes

Otra estrategia para mejorar el perfil de la deuda interna es reducir las renovaciones o ‘roll overs’ de Cetes. El Ministerio de Finanzas planea que una parte de la deuda en Cetes se transforme en Bonos del Estado, para poder conseguir plazos más largos. De esta forma, alrededor de USD 400 millones en Cetes se convertirán en bonos del Estado entre 2022 y 2024. Los Cetes sumaron USD 2.752 millones en diciembre de 2021, la meta es que esta deuda se reduzca un 7% a diciembre de 2022.

Fuente: https://www.primicias.ec/noticias/economia/deuda-interna-crece-presupuesto/?utm_source=twitter&utm_medium=social
Publicado en Asomif.